lunes, 16 de junio de 2008

Si ellos son modistos yo soy miembra

Es increíble cómo el inicio de la novena legislatura, La legislatura de la igualdad ha marcado también el inicio de la resistencia machista. La legislatura, que empezó con la formación del primer Gobierno con más mujeres que hombres, siguió con insultos, descalificaciones, alusiones a la forma de vestir de nuestras ministras, de su edad y por supuesto el cuestionamiento de su valía.

Las ministras han seguido trabajando y la caverna ha seguido descalificándolas y autodescalificándose a si mismos, y así pasan los días y llega la primera comparecencia de la Ministra de Igualdad en el Congreso y como no podía ser de otra forma, no nos sorprenden, arremeten contra la ministra utilizando la anécdota.

En esa comparecencia se anunció una Ley de Igualdad de Trato, se anunció un Plan Integral de Lucha contra la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual, el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades 2008-2011, y otras muchas cosas trascendentes para la igualdad real en nuestro país, como el informe de evaluación de los tres años en vigor de la Ley Integral contra la Violencia de Genero, que se presentará a finales de este mes en el Consejo de Ministros y Ministras, o el anuncio de integrar en la negociación colectiva la aplicación del principio de igualdad de trato y no discriminación en el trabajo.

¿Esto ha salido en sus medios de comunicación? Desde luego que no, la noticia es que la ministra Bibiana Aído ha dicho miembros y miembras. Y a partir de ahí columnas, editoriales, horas de su radio descalificando a Aído y explicándonos a todos y todas que la palabra "miembra" no existe. Muchas gracias por la aclaración, pero les he visto callados cuando la cosa ha sido el revés, incluso les he leído, en las maravillosas columnas que escriben, la palabra modisto. Que sí, es verdad, esta palabrita sí que aparece en las páginas del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, porque en estos casos (cuando afecta a hombres) no importa cometer incorrecciones e incluso incluir esas palabras como buenas en el diccionario de la R.A.E.

En la lengua española las palabras terminadas en ista son neutras, como ejemplo el que se quiera: electricista, surfista, futbolista, alpinista… pero cuando nos encontramos con una profesión ejercida mayoritariamente por mujeres, no nos importa cambiar la palabrita para que ellos se vean incluídos. Siempre, y sin problemas se cambia la palabra cuando son ellos los que se incorporan a profesiones ejercidas mayoritariamente por ellas, por nosotras…Y cuando sucede esto…silencio o asentimiento.

Por eso, no es trivial el debate que abre la ministra, por eso estas líneas están llenas de -istos, e -istas, casi tantos como medios de comunicación han intentado banalizar el hecho de que el lenguaje, hablado o escrito, además de ser nuestro medio de comunicación natural, es la materia con la que se construye el pensamiento y no siendo neutral ese lenguaje, tanto la ministra, como yo, reivindicamos que esa real falta de equidad académica sea reconocida como una desigualdad más.

Es más que posible que esa forma de utilizar el lenguaje que tiene la ministra de Igualdad despierte cierto rechazo, incluso por parte de muchas mujeres, pero, pueden expresar de una forma más clara esa desigualdad a la que se refiere Bibiana Aído. Quizás ese cambio (evolución) de los significados de las palabras, sea el objetivo real de la política. Al final, ese viajar desde el demos-kratos asambleario y desigual de la antigua Grecia, hasta nuestra democracia de hoy, ha sido política, en igual medida que cambios en el lenguaje.

11 comentarios:

Mercedes dijo...

Ñooooo! solo puedo decirte: bravo. Y punto. Por ahi se empieza, por el lenguaje no sexista, les guste o no. Y es cierto, la resistencia es muy grande, y muy lógica, aunque poimitiva. Son muchos siglos de historia... besos y gracias por este artículo. Alguien tinee que decirlo.
Mercedes Méndez

uno que sigue la política dijo...

Como se nota que esta chica conoce de género, está en la posición más progresista respecto al lenguaje. No basta con cambiar los nombres de las cosas, sabe que el lenguaje crea pensamiento y eso es política. Felicidades senadora, ojalá y todos nuestros políticos tuvieran su preparación

Carmen Coello dijo...

Mira miembra, a mí me suena fatal pero debo reconocer que el golpe ha sido genial, están los varones de este país subiéndose por las paredes y sólo por éso le pido a la RAE que acepte el término. Aunque te diré que a mí, en particular me gustan más los
m.......
Besos cariño

javier parrilla dijo...

Querida "señoría".

Resulta imprescindible, incluso con la introducción de "palabros", la modificación de la realidad a través del lenguaje.

¿no se han incluido términos de slang anglófono, como ya dijo la compañera y ministra?

¿que es más incómodo para la hablante y la oyente? pues también, pero teniendo en cuanta que todos/as somos personas, bien podremos utilizar el femenino para muchos términos referidos a la generalidad.

Yo me encuentro muy contenta como persona y como socialista poder estar en esta contienda.

saludos

Willy dijo...

Animo compañera, no dejes de ser tu misma, y como dijo alguien "a por ellos que son pocos y cobardes", estamos contigo y con la ministra.
Un besazo

Olga Gabino dijo...

Nunca en la historia los cambios profundos en la sociedad han resultado fáciles. En todo proceso de transformación profunda de la sociedad hay cosa sque son más difíciles de aceptar. Pero si podemos tomar de otros idiomas expresiones y palabras, si podemos incorporar vulgarismos poque reflejan el habla común, no existe impedimento alguno para adaptar el lenguaje a una realidad, porque si a alguien le suena mal miembra, también estaba mal dicho freido y ya la Real Academia lo acepta. Yo soy miembra, concejala, jueza, médica, el problema es que todavía hay algunos que no aceptan que podemos ser todo lo que queramos.

Muchas felicidades Patricia

Patricia Hernández dijo...

Muchas gracias a todos y a todas por la felicitaciones y las palabras de animó. En esto nos queda mucho que avanzar y como dice Olga, no ha sido fácil ni lo será en el futuro.
Pero, para eso estamos y nos ilusionan los retos.
Patricia Hernández

mariad dijo...

Nenita, modisto existe, miembra no. No hagáis del progresismo una puerta a la incultura.

Patricia Hernández dijo...

Supongo que me llamas nenita con afecto, si fuera de otra forma tendría que decirte que quizás la palabra pudiera parecer paternalista. En el artículo ya digo que la palabra modisto existe y miembra no, siento que no lo hayas leído con mucho interés.
Pero muchas gracias por el comentario, como sabes, los socialistas estamos abiertos a todo tipo de propuestas que puedan mejorar la vida de la gente, y por supuesto conocerás de los esfuerzos que hacemos por defender la cultura.
Un saludo.
Patricia Hernández

Anónimo dijo...

QUERIDA HOMONIMA, TE ESCRIBE UNA MUJER MEXICANA QUE AL IGUAL QUE TÚ Y QUE MUCHAS MÁS, ENFRENTA COTIDIANAMENTE EL DURO ROSTRO DEL MACHISMO Y LA MISOGINIA.
YO AL IGUAL QUE TÚ Y MUCHAS MUJERES EJEMPLARES LIBRAMOS DÍA CON DÍA LA BATALLA CONTRA EL ENEMIGO QUE NO ES EL HOMBRE, SINO EL PREJUICIO Y LA VIEJA HISTORIA QUE NOS QUIEREN SEGUIR CONTANDO SOBRE NUESTRA"INCAPACIDAD" PARA DESARROLLARNOS PLENAMENTE POR HABER NACIDO MUJERES.
SIGAMOS ADELANTE PUES DESDE NUESTROS FRENTES LIBRANDO LAS BATALLAS COTIDIANAS CON LAS QUE ESTAN HACIENDO HISTORIA.

PATRICIA HERNANDEZ H.

Patricia Hernández dijo...

Muchas gracias Patricia por tu comentario y por el cariño de tus palabras. Admiro profundamente a todas y cada una de esas mujeres, que luchan, día a día por la igualdad en su trabajo, en la plaza, en el parque, en el supermercado. Aquellas que como tú, demuestran un coraje inmenso desde que se pone el sol hasta que se acuestan, después de un día duro, entrada la noche.
Muchas gracias por ser como eres y por seguir luchando sin cansancio.
Saludos